El Mundo: ‘Hygge’, la receta de la felicidad de los daneses

¿Por qué Dinamarca es el país más feliz del mundo en todos los estudios?

Ni la estabilidad política, ni los elevados salarios o la equidad entre mujeres y hombres. Varios autores han reflexionado sobre el tema y sus obras dan respuesta al enigma detrás de este buen rollo bajo el término danés hygge. Esta palabra mágica sin equivalente en castellano, que podría traducirse como “acogedor, cálido, amistoso y cómodo”, es una filosofía de “buena vida” que trata de disfrutar de los placeres simples en una atmósfera cálida y buena compañía.

Un concepto unido a lugares y personas tan sencillo como tomar un café caliente con calma frente a la chimenea con un suéter en pleno invierno -tan frío y largo en Dinamarca-, arreglar los problemas del mundo con una charla en familia y amigos alrededor de una mesa o pasar un rato agradable haciendo lo que más nos gusta sin necesidad de estar castigándonos por ello.

Una filosofía de bienestar que se exporta

La razón por la que los daneses están más contentos que los suizos o los islandeses se basa en el “hu-ga”, tal y como se pronuncia un término que ya se está exportando a otros países. “Hygge puede ser familias y amigos reunidos para comer, con el comedor a media luz. O puede ser el tiempo que pasas solo leyendo un buen libro. Funciona mejor cuando no hay un espacio vacío demasiado grande alrededor de la persona o de la gente”, explica la profesora de hygge Susanne Nilsson a BBC Mundo. Esta docente, que imparte clases en el Colegio Morley de Londres, cuenta que el concepto está muy ligado al invierno porque en esta época del año los daneses sólo tienen cuatro horas de sol al día y las temperaturas rondan los 0ºC, así que “la gente pasa más tiempo en el interior”.

Pero no sólo. Esta filosofía resulta muy útil en época de rentrée, ahora en septiembre, cuando todos nos martirizamos por esa dieta que nunca llegamos a culminar o ese inglés que se nos atraganta. Se trata de consentirte, pasar un rato agradable. “En Dinamarca no hay muchas privaciones forzadas. Lo que se intenta es ser amable contigo mismo y con los demás. Los daneses no comen ni beben en exceso ni hacen purgas de alimentos o bebidas”, desvela Helen Russell en su libro The Year of Living Danishly: Uncovering the Secrets of the World’s Happiest Country (El año en que vivimos a lo danés: Descubriendo los secretos del país más feliz del mundo).

Un baño de agua caliente, observar el atardecer…

Hay tantos gestos hygge como personas en el mundo. De ahí que el término sea tan complicado de describir: resulta muy abstracto. “Es una idea tan arraigada en el sentido de unión de los daneses, que para los extranjeros es muy difícil comprender su importancia histórica y social”, describe el autor Patrick Kingsley en How to Be Danish (Como ser danés). El adjetivo de hygge es hyggeligt, un cumplido al anfitrión después de haber pasado una noche agradable en su hogar. “Nunca se intentó traducir. La intención es que se sienta”, añade la traductora danesa ToveMaren Stakkestad, que recomienda viajar al país para descubrirlo.

Un paseo en bicicleta, la luz de las velas en una noche de cine mientras fuera llueve, un almuerzo digno de instagramerHygge parece un estado fácil de lograr, sin embargo, las nuevas tecnologías podrían amenazarlo, según los daneses más veteranos, porque mirar la televisión o estar todo el tiempo pendiente del smatphone dificultan esa socialización tan ligada al concepto, que requiere pasar tiempo con las personas favoritas de cada uno.

“No se puede comprar hygge como un paquete que se puede instalar. Usted tiene que invertir tiempo” para vivir el hygge más genuino, defiende Jeppe Trolle Linnet, escritor del primer artículo académico sobre el concepto, que ha servido de referencia para numerosos periodistas daneses. Y es que, en el lado más negativo, podría reducirse a una forma de vender velas y lámparas de diseño danés. En el positivo, en cambio, la tendencia hygge podría fomentar el amor a la simplicidad, un rechazo al lujo y al consumismo y un nuevo enfoque en las relaciones que realmente importan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s