San Eduardo: patrono de los separados y de los matrimonios difíciles

Hubo en Inglaterra un rey que trabajó constantemente por mantener la paz en sus estados y la comunión con la Iglesia católica. San Eduardo, llamado el Confesor.

Tres cualidades le merecieron su fama de santo: era piadoso, sumamente amable y amante de la paz.

Su vida

Nació alrededor del año 1003, hijo del rey anglosajón Etelredo “el Indeciso” en su tercer matrimonio con la princesa Emma de Normandía

Cuando en 1015 el rey danés Canuto invadió Inglaterra, su madre Emma partió enseguida con Eduardo y con su hermano Alfred hacia Normandía, en donde desarrollaron una familiaridad con los normandos y sus líderes.

Pero después de la muerte de su marido, Emma volvió a Inglaterra y, en su segundo matrimonio se convirtió en consorte de Canuto, durante el gobierno danés en Inglaterra.

Tras la muerte de Canuto y la muerte de sus hijos, el derecho anglosajón y la nobleza eclesiástica invitaron a Eduardo, el hijo de Emma, para que regresara a Inglaterra en el 1041; y así, poco tiempo después, en 1042, él se convirtió en rey a una edad aproximada de 40 años de edad.

El destierro y una promesa

Cuando Eduardo estaba desterrado en Normandía prometió a Dios que si lograba volver a Inglaterra iría en peregrinación a Roma a llevar una donación al Papa.

Cuando ya fue rey, contó a sus colaboradores el juramento que había hecho, pero estos le dijeron: “El reino está en paz porque todos le obedecen con gusto pero si se va a hacer un viaje tan largo, estallará la guerra civil y se arruinará el país”.

San Eduardo, decidió entonces enviar a unos embajadores a consultar al papa San León Nono, el cual le mandó decir que le permitía cambiar su promesa por otra: dar para los pobres lo que iba a gastar en el viaje, y construir un convento para religiosos.

Así lo hizo puntualmente: repartió entre la gente pobre todo lo que había ahorrado para hacer el viaje, y vendiendo varias de sus propiedades,construyó un convento para 70 monjes, la famosa Abadía de Westminster (occidente: West = oeste u occidente. Minster = monasterio). En la catedral que hay en ese sitio es donde sepultan a los reyes de Inglaterra.

Su muerte y veneración

La solemne inauguración del famoso coro del Monasterio de Westminster, tuvo lugar el 28 de diciembre de 1065. Pero el rey ya se encontraba gravemente enfermo para esa fecha y no pudo asistir a la ceremonia.

Murió en el año 1066 y fue enterrado en la Iglesia de la abadía recientemente restaurada. No tenía hijos y la lucha por quién debería suceder dio inicio a la invasión normanda de octubre de 1066 y la Batalla de Hastings. Pronto hubo muchas peregrinaciones a su tumba.

En el reconocimiento de 1102 encontraron su cuerpo incorrupto y el 17 de febrero de 1161 el Papa Alejandro III lo incluyó en la lista de los santos.

Los restos del rey santo fueron trasladados a la Abadía de Westminster en solemne ceremonia oficiada por el arzobispo Santo Thomas Becket en 1163. La Iglesia lo recuerda con alegría cada 13 de octubre.

Patrono de los reyes, los matrimonios difíciles, y los cónyuges separados

La Iglesia católica se refiere a Eduardo el Confesor como el santo patrón de los reyes, los matrimonios difíciles, y los cónyuges separados.

Después del reinado de Enrique II, Eduardo fue considerado como el santo patrón de Inglaterra hasta que en 1348, san Jorge, cuyo culto como santo para los soldados llegó a Inglaterra durante las Cruzadas, le sustituyó en este papel. Eduardo, sin embargo, sigue siendo el santo patrón de la familia real Inglesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s