Carta a las personas de la parroquia que estáis en situación de separación o divorcio y que vuestr@ hij@ sabe que aún no habéis  perdonado.

Paz y bien.
A todas las personas separadas, divorciadas, en primer lugar: gracias por confiar en la parroquia y por formar parte de esta humilde gran familia. Somos felices de veros por aquí.

En estos últimos años han pasado por la parroquia tantas personas en tan variadas situaciones familiares que nadie tiene por qué sentirse diferente ni dudar de que éste es su sitio. Al contrario, sois tanto y más bienvenidos cuanto más sufrimiento haya o haya habido en vuestra vida. Estamos para ayudar y servir.

Os queremos y os pedimos que dejéis huella en la parroquia. La parroquia es una suma de todas las diferencias posibles, unidos entre nosotros por un AMOR impresionante que nos ama a todos, incluso a mí. Y que perdona día tras día, también, nuestra desunión.

Nos gustaría que la parroquia fuese un espacio de paz y unidad para los niños y para sus padres. Tanta unidad como todos, algún día, hemos soñado. Son muchas las situaciones en que una parte quiere transmitir la fe y otra no, o sí pero en otro sitio, o si pero ahora no, que ahora toca pelear. La participación del niño en la catequesis no puede ser un arma más de una parte contra otra. Queremos que la parroquia sea un regalo para el niño, sin importar quién lo ha traído o decidido.

Estamos de acuerdo en que vuestro niño no ha sido un accidente, ni una casualidad, es un regalo de Dios a vuestras familias y a nuestra ciudad. Ningún niño ha nacido ‘pa ná’. Nacer ‘pa ná’ es tontería. Ese niño será un hombre. Esa niña será una mujer. Y tendrá una personalidad y su forma de ver las cosas. Y su fuerza personal deberá mucho a la seguridad y al amor con que ha crecido. Tú hijo guardará toda la vida las palabras que te oiga y te amará tal como le hayas enseñado a amar a otros. Te imaginas un barrendero que barriera la basura para las esquinas en lugar de sacarla de la calle, con el fin de fastidiar a un vecino? Esa basura estaría toda la vida hablando de ese barrendero, aún cuando ese vecino tenga nueva casa y nuevas alegrías.

Nos gustaría que, al menos, el domingo por la mañana fuera un espacio de paz entre vosotros, que el niño no vea rivalidad también en la parroquia, ni por cuestión de la parroquia. Que al menos haya una esquina en su calle totalmente limpia, donde pueda jugar sobre seguro, desde la que podamos ir limpiando el resto de su ciudad.

Te pedimos que cada domingo te hagas está pregunta: Con qué palabras voy a ayudar a mi hijo a ser hoy más feliz que ayer y sentirse afortunado de la familia que le ha tocado?

Ahora que ya estáis en la parroquia vamos a disfrutarla para bien y riqueza del niño. Sé que no puedo pediros daros la paz en la misa del domingo, si el lunes vais a juicio, o hay orden de alejamiento, pero sí os pido que el domingo sea un día sin juicios. Que el domingo no haya en tu boca una palabra de discordia o desautorización de la otra parte. Nos gustaría que todo niño identifique la parroquia como un lugar de paz, como un día feliz, una esquina totalmente limpia, sin basura, en su ciudad.

La parroquia entera reza por vosotros, por todos los que sufrís división en las familias. Pedimos que cada domingo deis un paso más en la comprensión de vuestras diferencias. Algun día la situación se calmará. Por qué no hoy?. Cada martes el rosario parroquial va por vosotros. Y más de una persona ayuna un dia por vuestra paz.

Nos gustaría hablar tambien con la parte que no le trae a la parroquia y consensuar que, salvo obligaciones mayores, el niño venga y encuentre cada domingo por la mañana un espacio neutro, sin opiniones contrarias.

Cómo podemos ayudaros a que no sean necesarias las órdenes de alejamiento, ni los juicios, ni los miedos?. La molestia de una parte contra otra viene de tener expectativas o reclamaciones que la otra parte no ve justas. Pasados unos años siempre vuelve la paz, porque las personas maduramos, acordamos, cedemos y necesitamos la paz. Por qué sufrir tanto y no adelantar la paz?.

La parroquia puede y quiere ayudar a perdonar y comprender.
Si eres la parte que no lo ve, nos gustaría tomar un café y hacerte una propuesta. Pásate por franciscanos y hablamos.

Fray Dino
Franciscanos Coruña.
Fraydino@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s