Este domingo bautizamos a… Candela

Y el Papa Francisco nos dice que.: “Dios llama a cada uno por su nombre, amándonos personalmente, en lo concreto de nuestra historia”, explicando por qué “en el rito de bienvenida” del Bautismo, “preguntamos el nombre del candidato”.

El Bautismo –continúa el Papa– “constituye la vocación personal (y familiar) de vivir como cristianos, que se desarrollará a lo largo de la vida. E implica una respuesta personal y no prestada, con un “copiar y pegar”. La vida cristiana, de hecho, está tejida a partir de una serie de llamadas y respuestas.

El Papa Francisco continuó su catequesis sobre el Bautismo deteniéndose en la celebración del sacramento y, más precisamente, en el rito de introducción, este miércoles 18 de abril de 2018, en la Plaza de San Pedro.

El Santo Padre también hizo hincapié en la importancia de la señal de la cruz: “La cruz es el signo distintivo que manifiesta quiénes somos: lo que decimos, lo que pensamos, miramos, hacemos, bajo el signo de la cruz, a saber bajo el signo del amor de Jesús hasta el final”. Y el Papa ha vuelto sobre un punto que le es muy querido: “¿Saben nuestros hijos cómo hacer la señal de la cruz? Muy a menudo, he visto niños que no saben cómo hacer la señal de la cruz (…) Enseñad a los niños a hacer bien la señal de la cruz”.

“El Bautismo –prosiguió– enciende la vocación personal a vivir como cristianos, que se desarrollará en toda la vida. Implica una respuesta personal y no remunerada, con un ‘copia y pega’. La vida cristiana, en efecto, está entretejida de una serie de llamadas y de respuestas”.

Francisco apuntó que “los padres piensan en el nombre que dar al hijo ya desde antes de que nazca: también esto forma parte de la espera de un hijo que, en nombre propio, tendrá su identidad original, también para la vida cristiana unida a Dios”.

El Papa recordó que “la fe de no se puede comprar, pero sí pedir”. “En suscitar y despertar la fe sincera en respuesta al Evangelio tienden la formación de los catecúmenos y la preparación de los padres, como la escucha de la Palabra de Dios en la misma celebración del Bautismo”.

“La cruz es el distintivo que manifiesta quién somos: nuestro hablar, pensar, mirar, obrar está bajo el signo de la cruz, es decir, del amor de Jesús hasta el fin”, dijo al rememorar cómo los niños son signados con la cruz en la frente, en la boca y en el pecho”.

“¿Nuestros niños sabe hacer el signo de la cruz bien?”,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s