Explanada de Sta Clara, iglesia de San Jorge y ciudad de Asís

En el sitio donde hoy se levanta la Basílica de Santa Clara estaba ubicada la iglesia de San Jorge y, a su lado, un hospital para pobres. A comienzos del siglo XIII, estas dos edificaciones se encontraban fuera de los muros de la ciudad, muy cerca de la puerta sur (hoy «Arco dei Pucci»), al lado del camino que conducía a Spello y a los poblados del sur.

La iglesia de San Jorge había sido construida en el siglo XI, pero sólo se tienen noticias escritas de ella a partir del año 1125. Esta iglesia estuvo muy ligada a la vida de Francisco por un cuádruple motivo:

1. Fue allí donde aprendió a leer y a escribir, puesto que en ella funcionaba la escuela canonical de Asís entre fines del siglo XII y comienzos del XIII. Durante esa época, la iglesia de Santa María Mayor estaba en reconstrucción después del incendio sufrido, y San Rufino en construcción.

2. En ella ejerció varias veces el ministerio de la predicación y, como lo recuerda Tomás de Celano, fue allí donde hizo su primera predicación.

3. Su cuerpo permaneció sepultado allí durante cuatro años (1226-1230), en un sarcófago de piedra colocado debajo del altar.

4. El 16 de julio de 1228, el papa Gregorio IX proclamó solemnemente en ella la canonización del bienaventurado Francisco.

De la iglesia de San Jorge hoy no quedan más que algunos restos, especialmente el muro sur de las capillas laterales (la de la reserva eucarística y la de las reliquias), pues la antigua edificación hubo de dar paso a la construcción de la iglesia dedicada a Santa Clara y del monasterio para las hermanas que habitaban en San Damián, las cuales intercambiaron su antigua morada con el Capítulo de la Catedral por el hospital y la iglesia de San Jorge.

Los trabajos de la construcción de la actual basílica de Santa Clara se iniciaron en 1257. Tres años después la obra estaba terminada en sus elementos esenciales, de tal manera que el 3 de octubre de 1260 fueron trasladados los restos de santa Clara a la iglesia construida en su honor y colocados en un sarcófago debajo del altar mayor. El papa Clemente IV consagró solemnemente esta iglesia en 1265.

A comienzos del siglo XIV se construyó la capilla de Santa Inés, y a fines del mismo siglo se añadieron los contrafuertes laterales.

El cuerpo de santa Clara permaneció durante siete años en el mismo lugar donde había sido sepultado el de san Francisco. En 1260 fue colocado debajo del altar mayor y allí permaneció durante casi seis siglos, hasta el 23 de septiembre de 1850, cuando fue descubierto, incorrupto, después de ocho noches de trabajos. En la cripta se puede ver todavía hoy el lugar exacto de su sepulcro.

Una vez concluida la construcción de la cripta neogótica en 1872, el cuerpo incorrupto de la santa ha permanecido expuesto a la veneración del público en una urna de bronce dorado que desde comienzos de 1988 ha sido cambiada por otra más sencilla y segura, después de que el rostro y las manos de la santa fueron cubiertos de cera.

¿Qué veis en esta basílica de románico?

¿Qué veis en esta basílica de gótico?. altar mayor está sostenido sobre doce columnas que rematan en capiteles góticos; fue construido en el siglo XIV

Sobre el altar pende un gran crucifijo pintado sobre madera entre 1255 y 1260 por orden de la abadesa Benedetta, la cual aparece a los pies del mismo, junto a san Francisco y santa Clara. En el transepto derecho se encuentra también un retablo que representa a santa Clara y ocho escenas de su vida . Esta obra tiene un gran interés iconográfico, pues fue hecha 30 años después de la muerte de la santa, o sea en 1283

 

SANTA MARÍA LA MAYOR

Fue la catedral de Asís hasta finales del siglo XI, se levanta no lejos del centro de la ciudad, sobre los restos de un templo pagano. Tiene adosada una hermosa torre del siglo XIV de piedras blancas, con grandes bíforas.

Esta iglesia, de que se habla ya en documentos del año 963, fue destruida por un incendio, y fue reconstruida entre los años 1212 y 1228.

En la parte exterior del muro del ábside se colocó una lápida triangular con un letrero en latín que dice: «Año 1216… en tiempo del obispo Guido y de Fray Francisco».

La fachada de la iglesia, sencillísima y sin adornos, tiene como única ornamentación un sencillo rosetón con ocho radios.

El interior de la iglesia, de tres naves, estaba casi todo cubierto de frescos de los siglos XIV y XV, como lo atestiguan los numerosos fragmentos pictóricos dispersos por toda la iglesia.

Junto a Santa María la Mayor, está el obispado de Asís en el que el joven Francisco ante el obispo Guido, por obedecer a Dios, rompió con su padre de una manera drástica, restituyéndole incluso los vestidos que tenía puestos, escogiendo el camino de la libertad y del servicio total al único Señor.