Plaza del Comune

La Plaza del Comune o del Ayuntamiento  es el foro romano de la ciudad, 4 metros más alto. Es el centro topográfico de Asís y ha sido siempre el núcleo de la vida pública de la ciudad desde su período romano. Está formada por un rectángulo irregular con dimensiones un poco mayores a las del antiguo foro romano, cuyo nivel original se encuentra cerca de cuatro metros por debajo del pavimento actual.

–Plaza dedicada hoy a Víctor Manuel II.

–Templo de Minerva, construido sobre una amplia plataforma (hoy totalmente enterrada), con seis columnas acanaladas y capiteles corintios que sostienen un frontón simple. Es un típico ejemplar de templo romano de provincia. Fue edificado en el siglo I de nuestra era y transformado en templo cristiano (santa María sopra Minerva) por orden del papa Pablo III en el año 1539. Un siglo después fue totalmente renovado en su interior (1634) bajo la dirección del arquitecto Giorgetti, quien no dejó de la antigua estructura más que los muros laterales. Los padres del Oratorio lo tomaron bajo su cuidado en el silo XVII e hicieron pintar los frescos que cuentan la historia de san Felipe Neri hechos por Fr. Apiani. Actualmente el templo está bajo el cuidado de los hermanos franciscanos de la T.O.R.

–Torre Comunal, sobria y elegante, coronada de almenas gibelinas. Según la inscripción grabada en su fachada, fue terminada en el año 1305, pero ya comienza a ser mencionada en 1275.

–Unido a ella se encuentra el Palacio del Podestà, adornado con almenas güelfas. Ya aparece mencionado en vida de Francisco (1212), pero su construcción fue terminada sólo en 1228, como se ve en la inscripción del segundo piso a izquierda. En el año 1927 fue restaurado.

–SAN NICOLÁS (Plaza del Ayuntamiento). En la plaza del Ayuntamiento, a pocos pasos del templo de Minerva, surgía, en tiempos de San Francisco, la iglesia de San Nicolás, construida en el siglo XI. En ella, Francisco y Bernardo de Quintaval abrieron por tres veces, para consultarlo, el libro de los evangelios. Hoy, en el lugar de la iglesia antigua, hay una capillita con una imagen de la Virgen de la escuela de Simone Martini y un púlpito en el que predicó San Bernardino de Siena. De la antigua iglesia sólo queda una hermosa cripta con columnas y bóveda de crucero. Se entra a ella por la calle Portica, nº 2. Se ha colocado en ella una colección de piedras antiguas, y de aquí se accede al Foro Romano, rico en estelas, urnas e inscripciones interesantísimas.

–El costado sur de la plaza se halla casi totalmente ocupado por el Palacio de los Priores (o de los Cónsules). Los diversos estilos de su fachada marcan las distintas etapas de su construcción. Una de esas etapas terminó en el año 1337, según se deduce de la inscripción que se encuentra sobre una de las ventanas. En el año 1542 sufrió nuevas reformas. Actualmente alberga la pinacoteca municipal.

Obsérvese en el extremo noroeste (a un lado de la oficina de Correos) el nicho de la Virgen con el Niño y ángeles, conocida como Nuestra Señora del pueblo, obra de un pintor de la escuela de Simone Martini. El nicho fue construido en el siglo XIX, pero el fresco es mucho más antiguo. A un lado de este nicho se encuentra el púlpito de mármol, atribuido a Nicolás de Betona (1354), desde donde muchos hermanos menores, grandes predicadores populares de los siglos XIV y XV, se dirigían a las multitudes. Este púlpito estaba adosado al frontis de la iglesia de San Nicolás.

antiguas puertas, tapadas hoy con piedras. Son las llamadas puertas de los muertos. Para explicar su existencia conviene recordar que durante los siglos XII y XIII Asís estaba habitada en gran parte por pequeños artesanos. La planta baja, con una puerta ancha, era dedicada al almacén o al taller; la parte alta, independiente de la anterior, era dedicada a la habitación de la familia. Su entrada era una puerta estrecha, a la cual se llegaba por una escala removible, que era retirada durante la noche y en tiempos de revueltas, por razones de seguridad. Cuando volvió la época de calma, se hicieron escalas permanentes hacia la calle o se crearon comunicaciones en el interior de las casas. En este caso las puertas estrechas fueron tapadas o convertidas en ventanas. Nótese en todas estas puertas el característico arco ojival.

casas de las familias patricias, algunas de las cuales han sufrido transformaciones en el curso de los años. La calle más famosa por el número y la importancia de sus edificaciones es sin duda la actual vía San Francesco.

 

Palacio de los Cónsules ubicado en el nº 2 de la vía Santa María delle Rose. Se trata de un edificio de la época de san Francisco (1225), de estilo románico aunque bastante retocado.

FUENTES

En épocas anteriores tenían una función vital, cuando no existían los modernos acueductos. Hoy sirven de adorno a la ciudad y brindan frescura a los visitantes en los días de estío. la fuente de San Rufino existente ya en el siglo XIII, pero restaurada en 1532; la fuente de los leones, en la plaza comunal, construida en el siglo XVI;