Bautismo

¿QUÉ ES EL BAUTISMO?

Es el sacramento que nos hace parte de la comunidad cristiana y nos trae al camino de formación y vida para ser cristiano. Nos hace Hijos de Dios y miembros de la Iglesia.

El Bautismo nos sana del pecado original, nos introduce en el camino de salvación, el camino de educación hacia la santidad, en el que, con ayuda de la comunidad, de la oración, iremos progresando del egoísmo original a la santidad a la que estamos convocados.

Cada sacramento de la Reconciliación será un volver a este momento, a la blancura con que se nos viste en el bautismo.

  • El bautismo nos hace ser parte de una gran familia, que llamamos Iglesia: Nos regala la unión entre todos los Bautizados y su gracia, llamados a vivir el mandamiento de Jesús: “Amaos como yo os he amado”, “permaneced en mi amor.

A TENER EN CUENTA:

  1. Fecha del Bautismo. Los padres eligen una fecha según el “Calendario de celebraciones” en la Parroquia.
  2. Petición del Bautismo. Los padres han de traer esta ficha rellena:

    BautismoFicha2019

    por ellos y los padrinos. Si pertenecen o viven en la zona de otra parroquia, necesitamos una ‘Autorización/ visto bueno’ de vuestro párroco.

  3. En caso de padres separados o divorciados, la solicitud debe presentarla quien legalmente tenga la custodia del niño/a.
  4. Para Ser Padrino o Madrina debes cumplir los requisitos exigidos por la Iglesia:
    1. Haber cumplido 16 años de edad.
    2. Tener capacidad para cumplir la misión propia de los padrinos así como la intención de llevarla a cabo.
    3. Ser católico y haber recibido los tres sacramentos de la iniciación cristiana: Bautismo, Comunión y Confirmación.
    4. Ser persona de fe que pueda ser ejemplar para su apadrinad@.
    5. La Partida de Bautismo del padrino y de la madrina no es necesario, basta su testimonio del mismo.
  5. Los padres y padrinos han de asistir al “Encuentro Prebautismal” en la fecha que se acuerde con la parroquia, un jueves al mes a coordinar con los catequistas. Este encuentro se lleva a cabo en la sala sobre la sacristía de la parroquia.

¿Qué pasa si…?

  • Los padres no están casados por la iglesia: El niño no es responsable
  • Los padres no han recibido el sacramento de la confirmación: El niño no es responsable y mantiene su derecho a los sacramentos. Pero a los padres os propondremos y facilitaremos el acceso a dicho sacramento o a otros que aún no hayan recibido.
  • O no son católicos. El adulto que profese otra religión o ninguna debe ser respetado igualmente. Basta que uno de los dos solicite el sacramento y se comprometa a guiarlo en su formación.
  • Los padrinos no son católicos o no tienen el sacramento de la confirmación. El niño no puede elegir a sus padres pero sí se pueden elegir a los padrinos. Por lo que se pide que los padrinos hayan recibido los sacramentos de iniciación, y de no ser así se les pedirá el tiempo necesario para recibirlos.

Para adultos mayores de 7 años.

  • Certificado civil de nacimiento
  • Declaración personal de no estar bautizado
  • Informe del párroco de su preparación
  • Solicitud de bautismo escrita por el interesado o sus padres
  • Consentimiento de los padres, si es menor de edad.